Se han acontecido muchos hechos que han cambiado las perspectivas de vida de los Coreanos, Fue cuando sucedió la guerra de Corea, luego de la liberación de la Corea del Sur que se presentó la necesidad de plasmar parte de los sucesos, además de las emociones que resultaron de la libertad.

Algo de su historia

En plena guerra se realizaron más de diez películas, y al estar finalizada esta evidentemente estas cantidades aumentan, gozan de algo de libertad, sin embargo al pasar los años se implantan ciertas leyes que regulan las exportaciones y las producciones limitando de cierta forma la elaboración de películas.

La idea era ser restrictivos en cuanto a los contenidos de los filmes, evitando a toda costa la propagación de ideas comunistas, el mayor momento de auge de la censura fue  a finales de los años setenta, se dedicaron a producir películas que resultaron ser muy impopulares, un público acostumbrado a historias sociales y de amor, en donde la mayoría d sus producciones sean de tilde político, simplemente no calaban.

Un cine de avanzada

Ya entrados los años ochenta, con cambios políticos en el panorama de la Corea del Sur, surgen nuevos actos y procedimientos en las realizaciones de las películas, la censura se deja de lado y se le dan más libertades a los escritores para crear.

El público de este tipo de cine era bastante reducido, sin embargo las muestras que se realizaron en los años ochenta dejaron su huella, como fue el caso del director Im Kwon-taek con su película Mándala, el cual se llevó el primer lugar en el festival de Cine de Hawái, además de haber sido presentada en innumerables países Europeos.

Cine Contemporáneo de gran éxito

A partir de esta cinta Mándala es cuando el cine ha experimentado toda una apertura al cine internacional, hoy en día la flexibilización en los temas a propiciado toda una conmoción en cuanto al arte Coreano en toda su extensión.

No ha sido una industria que se ha propagado tanto como la industria japonesa o la China pero que ha ido adentrándose poco a poco, y mientras la Corea del Norte amenaza con destrucción, la Corea del Sur se ha encargado de que su invasión sea de otro tipo, pero su verdadera fama se ha alcanzado en años recientes cuando en festivales de Cine Internacionales han sido presentadas sus producciones con rotundo éxito.

Han sido muchos los profesionales en el área del Cine que han logrado implantarse en mercados estado unidense y trabajar d forma exitosa en producciones americanas, lo que ha llevado la mirada de muchos hacia el trabajo que se hace en Corea.

Muchos filmes han sido presentado en Festivales como los de Cannes, San Sebastián, festivales de Bruselas y Manila, los cuales han sido premiados, tanto en dirección, ejecución, mejores actores, actrices, lo que cada día ha afianzado más el trabajo arduo de una empresa como esta.

Entre las películas más conocidas y que no se pueden dejar de mencionar y ver del cine coreano podemos encontrar La Isla producida y dirigida por el cineasta coreano Kim Ki-duk, la cual fue ganadora de varios premios, como mejor actriz y tuvo una mención especial en el Festival de Cannes en Venecia. Otra película digna de mirar es Sympathy for Mr. Vengeance del director Park Can-wook, ganadora en el Festival de Philadelphia, en donde su internacionalización  no se pudo parar.