La más reciente producción de Netflix está dando muchísimo de que hablar en el ámbito de la pantalla chica, es que han tenido todos los ingredientes necesarios para hacer una de las mejores producciones del año en el área televisiva. Y es que la cadena no ha tenido un desacierto con la elección de sus lanzamientos en los últimos años, y una tras otra producción han sido todo un éxito. Seguramente viste la grandísima publicidad de esta seria que está debajo.

Ahora, vemos una vez más esa receta da su resultado y es Stranger Things, una serie de producción muy a la vieja escuela de ciencia ficción y misterio. Dejándonos perplejos con un Cast que te enamorará desde el primer capítulo y una historia que va creciendo cada vez más.

Nos produce una nostalgia inmediata porque nos retomamos a la época de los años ochenta donde teníamos estas grandes producciones que nos dejaban los cabellos de punta debido a la incertidumbre y el misterio que envolvía cada historia, y eso es exactamente lo que Stranger Things está consiguiendo. A pesar de ser una serie que es para todo público, quienes tienen más de treinta años la consideraran un Remake de un conglomerado de series y producciones de terror como las que pagan, que no hace que la producción de la cadena de Netflix sea mala, pero dejará a un par de personas decepcionadas. Aun así pienso que es una muy entretenida y adorable (dentro de lo que cabe) historia, debido al enfoque en particular y la unificación de ideas a lo largo de toda la producción.

Teniendo unos personajes que engancharán fácilmente a la audiencia debido a la empatía que pueden generar debido a las diversas situaciones que se van desarrollando capitulo a capitulo.

Y una trama final que teniendo en cuenta que es un poco predecible no deja de entretener y dar en el clavo una vez más. Es una serie que ciertamente debes ver, pero no dejes de pasar que aquella época del horror y la ciencia ficción no volverá jamás.