Sin duda alguna uno de los mejores cómicos en Norteamérica, este increíble actor y productor de cine se las trae siempre haciéndonos reír con sus locas ocurrencias, pues quién no se ha sentado a disfrutar de las divertidísimas películas de Adam y se ha reído a carcajadas con los acontecimientos de sus maravillosas historias y sus cuentos que no son cuentos.

50 Primeras citas (50 First Dates) fue una loca película en la que nos enamoramos de Drew Barrymore, y nos encantamos con las ocurrencias de Adam Sandler a la hora de conquistar a esta increíble chica quien poseía una memoria atrapada en un solo día de su vida, por lo que el protagonista tenía que conquistarla todos los días de su vida, ya que su enfermedad no podía ser curada.

El aguador (The Waterboy) es un clásico entre las películas de Sandler, pues aquí ya nos adentraba en el mundo de sus peculiares personajes, siendo este casi un retrasado, pero sin llegar al punto de enfermedad, solo por el simple hecho de ser criado en un ambiente aislado de personas de su misma edad, en el cual pudo desenvolverse con el pasar del tiempo dentro de un equipo de fútbol americano.

Billy Madison es para muchos la mejor comedia de Sandler, sin lugar a dudas nos dio mucho que pensar y nos sacó incontables carcajadas, al ver a un hombre de 27 años cursar la primaria y la secundaria, para demostrarle a su padre que era apto para optar por la presidencia de la compañía que por ley le tocaría heredar, sin embargo su padre decide dársela a su ayudante, no sin antes haber realizado un acuerdo con Billy en el cual este debería completar estos dos periodos educacionales en 24 semanas.

Happy Gilmore,  sin lugar a dudas los personajes excéntricos son lo que mejor le encajan a Sandler pues en esta divertidísima película al igual que en locos de ira, debe manejar su carácter, algo que le es meramente imposible de realizar y por ello es que se mete en una serie de situaciones dentro del campeonato de golf, en el cual entró para salvar la casa de su abuela.